En 38 días de gestión, Alejandro Eder sigue mostrando cifras positivas y programas que impulsará para el desarrollo de Cali

 

Después de reunirse con habitantes y comerciantes del sector de Alameda, el alcalde de Santiago de Cali, Alejandro Eder, informó y dialogó a través de medios radiales, contando las propuestas y oportunidades de beneficio social para quienes habitan esta urbe.

Inicialmente, comentó sobre los esfuerzos por recuperar la seguridad ciudadana, subrayando importantes resultados en estos 38 días de gestión. En ese sentido, manifestó que se llevan a cabo puestos de control policial y de movilidad en distintos puntos de la ciudad y que se ha registrado también una reducción del 12% en homicidios, 34% en hurto a personas, 25% a viviendas, 65% al comercio, 26% a automotores y 41% a motocicletas.

Asimismo, precisó una disminución sustancial en el hurto dentro del sistema MIO, lo que refleja un cambio. “Si bien no hay que cantar victoria, porque falta mucho tiempo y esfuerzos, es claro que trabajando de la mano de las instituciones y la comunidad, sin duda vamos a sacar a Cali adelante”, aseguró.

Al recapitular sobre el consejo ciudadano de las últimas horas en Alameda (comuna 9), el jefe de la Administración Distrital dijo que este espacio se desarrolló a instancias de la plaza de mercado, por cuanto uno de los compromisos de su gobierno es recuperar estos centros de abasto.

“Específicamente la plaza de Alameda tiene unos recursos asignados por la Nación desde 2021, que ascendían a unos $70 mil millones, aunque han bajado a unos $50 mil millones. Nosotros teníamos el compromiso de escuchar a los comerciantes de esta galería, a quienes les confirmamos que el Gobierno Nacional mantiene esos recursos, abriendo la posibilidad de poder revisar los diseños con la comunidad, que es la forma como se deben hacer las cosas”, sustentó.

Eder detalló que también se escuchó a vecinos del sector y a los ediles de la Junta Administradora Local (JAL), sobre problemáticas que pronto tendrán solución como las basuras, el consumo de psicoactivos y habitantes en situación de calle.

El alcalde aprovechó la oportunidad radial para indicar que las demás plazas de mercado también serán intervenidas, como sucede con Santa Elena, de la que dijo “está en la mira”.

Añadió que en materia de calidad y seguridad alimentaria para la ciudad, las galerías y el gobierno local deberán fortalecer la articulación con Cavasa y el campesinado de Cali, que opera un importante renglón en producción agrícola en los corregimientos.

Con referencia a los comedores comunitarios, manifestó que aunque no se dejaron las vigencias futuras que permitieran desarrollar este programa social desde el primer día, ya se avanza en la contratación para iniciar, en principio, con la red actual de 762. Dijo que estos espacios se fortalecerán con raciones suficientes y en mayor número y con gestoras que tengan las condiciones adecuadas.

“En Cali se estima que hay 600 mil personas con hambre; por eso la necesidad de aumentar el número de raciones por día, asegurándonos de que los comedores presten el servicio indicado a quienes verdaderamente lo requieren. Se nos ha informado que en muchas ocasiones están asistiendo personas que tienen recursos para comer en sus casas”, reveló el burgomaestre.

Recordó que después de su visita a Bogotá, donde se reunió con altos funcionarios del Gobierno Nacional, incluyendo los líderes del programa ‘Cero Hambre’, su solicitud para apoyar a Cali tuvo eco. Prueba de ello es que ya se montó una mesa de trabajo para recibir recursos que coadyuven a ampliar y fortalecer este tema.

Sobre el Programa de Alimentación Escolar (PAE), el alcalde de Cali señaló con  beneplácito que comenzó a tiempo, aunque no se disponía de las vigencias futuras para ello. Contó que se logró licitar y adjudicar desde el 29 de enero, para brindar comida caliente y fresca, no industrial, beneficiando a 130 mil niños. Agregó que la propuesta de su gobierno es alimentar a unas 300 mil personas entre comedores comunitarios y el PAE.

Otro de los aspectos que abordó el mandatario caleño tiene que ver con la necesidad de recursos. “Sin estos no hay nada y por eso hay que establecer cómo resolver. Por eso estamos hablando con los bancos y la banca multilateral, para lograr una refinanciación de la deuda con mejores términos”, argumentó.

En cuanto a proyectos de importancia para el desarrollo de la ciudad, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se vuelve una gran oportunidad. “Les vamos a pedir ayuda en la restructuración del Departamento de Hacienda, porque al ver la situación financiera de esta capital en los dos últimos años, el recaudo ha caído un 12% mientras que los costos han aumentado”, sostuvo.

Finalmente, el alcalde Alejandro Eder hizo un llamado a los caleños para que ayuden a la ciudad pagando oportunamente los impuestos o poniéndose al día con vigencias atrasadas. Así, subrayó, la capital vallecaucana progresará y mejorará sus oportunidades de inversión social.

Ir al contenido